Biblioteca de Salud

A

El acné es la inflamación de las glándulas pilosebáceas de la piel que cursa con la obstrucción de sus poros y la aparición de diferentes lesiones en la piel. Aparece normalmente sobre la cara y hombros pero puede extenderse al tronco, brazos y piernas.

Causas

  • Probablemente está ocasionado por cambios hormonales que estimulan las glándulas sebáceas produciendo exceso de grasa
  • La suciedad y la grasa sobre la cara pueden agravar el problema
  • La exposición a climas extremos
  • Periodos de estrés
  • Piel grasa
  • Alteraciones endocrinas
  • El uso de ciertos medicamentos (tales como la cortisona, testosterona, estrógenos y otros)

Consejos y tratamiento

  • Limpiar la cara 2 veces al día. La higiene es la base fundamental para combatir el acné.
  • No tocar o pellizcar los granos del acné. Cuanto menos los toques, menos cicatrices.
  • Debemos utilizar productos cosméticos libres y reguladores de grasa, llamados “oil free” especiales para pieles grasas.
  • Al afeitarse es aconsejable utilizar maquinillas de afeitar eléctricas y se empleen productos para después del afeitado que no contengan alcohol ni sustancias grasas.
  • No abusar de algunos alimentos como: cerdo, grasa, bollería, marisco, alcohol, chocolate, frutos secos o quesos fuertes.
  • Evitar situaciones como el estrés, nerviosismo o cansancio.
  • Las exposiciones al sol deben ser progresivas, evitando las horas de máxima intensidad solar. Deben utilizarse fotoprotectores de factor elevado libres de grasas, tipo geles.

La anemia ferropénica es la forma más común de anemia y está causada por un déficit de hierro. Si nuestro cuerpo presenta déficit de este mineral nos sentimos fatigados y cansados, por eso los alimentos que contienen hierro son imprescindibles en la dieta.

Causas

El hierro es un componente esencial de la hemoglobina (proteína presente en los glóbulos rojos de la sangre, cuyo trabajo consiste en transportar oxígeno desde los pulmones a todas las células). El cuerpo humano no lo genera por si mismo, sino que debe aportarlo la alimentación.

  • Poco hierro en la dieta.
  • Aumento de las necesidades de hierro en determinadas etapas.
  • Pérdida de sangre (incluyendo el sangrado menstrual abundante).
  • Baja biodisponibilidad del hierro.

Alimentos ricos en hierro

Existen dos tipos de hierro:

  • Hierro orgánico, presente en alimentos de origen animal.
  • Hierro inorgánico, presente en alimentos de origen vegetal.

Hay nutrientes que favorecen la absorción de hierro alimentario como la vitamina C y las proteínas entre otros.

Animal Vegetal
Tabla de alimentos ricos en hierro
Morcilla Legumbres (lentejas, garbanzos, etc.)
Carnes rojas Verduras (espinacas, acelgas, coles, espárragos, etc.)
Hígado Cereales integrales y fibra
Pescados  
Almejas, berberechos, mejillones y similares  
Yema de huevo  

Consejos prácticos y tratamiento

  • Sigue una dieta equilibrada.
  • Toma como postre y al menos una vez al día frutas o zumos cítricos. Condimenta con limón preferentemente.
  • De forma habitual disminuye el consumo de vino, té y café muy concentrados así como bebidas alcohólicas. Añade limón en el agua de tu bebida.
  • Si te aconsejan tomar un suplemento de hierro, lo ideal es tomarlo con el estómago vacío. Si no lo toleras puedes tomarlo con alimentos, pero nunca con leche.
     

Una nutrición adecuada es eficaz, no solo para aumentar años de vida, sino también la calidad de vida. Los platos deben ser sencillos y fáciles de preparar, disfrutar de la comida y dar un papel prioritario a los platos tradicionales.

Recomendaciones para una dieta saludable

  • Realizar un mínimo de 3 comidas al día, procurando incluir 2 colaciones a media mañana y media tarde.
  • Consumir una dieta variada evitando la monotonía.
  • Beber agua aunque no se sienta sed.
  • Mantener el peso corporal dentro de los límites saludables.
  • Fomentar el consumo de alimentos ricos en fibra, vitaminas y minerales (frutas, verduras, legumbres y cereales integrales), omega-3 (pescados), calcio (lácteos semidesnatados), etc.
  • Preferir el aceite de oliva frente a otro tipo de grasas.
  • Evitar el consumo de alimentos ricos en calorías y pobres en nutrientes (dulces, alcohol, grasa animal…).
  • Moderar el consumo de sal y de productos salados.
  • Realizar actividad física acorde con las posibilidades de cada uno.

Alimentos adecuados

  • Agua: 6-8 vasos/día.
  • Cereales (pan, arroz, pasta, patatas): 4-6 raciones/día. Ricos en hidratos de carbono, fibra y vitamina B.
  • Verduras: 3 raciones/día crudas o cocinadas. Ricas en vitaminas A y C, fibra y minerales (potasio, magnesio y calcio).
  • Frutas: 2-3 piezas/día aportan azúcares, fibra y vitaminas.
  • Lácteos (leche, yogures, queso, cuajada): 3-4 raciones/día. Principal fuente de calcio.
  • Carnes, pescado, legumbres y huevos: 2-3 raciones día. Tienen alta cantidad de proteína, vitaminas A y B, y minerales (hierro, zinc y fósforo). Evitar las zonas grasas ya que son ricas en colesterol.
  • Grasas y aceites: Moderar el consumo, usar preferentemente aceite de oliva. Ricas en calorías y vitaminas A, D y E.
  • Embutidos, refrescos dulces y bollería: Sólo para ocasiones puntuales y de forma ocasional.

Durante el embarazo es especialmente importante llevar una dieta sana y equilibrada debido a la influencia de la nutrición sobre la salud del bebé. Aunque en principio el tipo de alimentación no es muy distinto del aconsejado para un adulto sano, y sólo se recomienda aumentar el aporte calórico en unas 200 kcal diarias durante el último trimestre.

Proteínas y vitaminas

  • Ácido fólico: Su déficit puede causar entre otras cosas anemia megaloblástica y en el feto defectos en el tubo neural (espina bífida). Se encuentra en hojas verdes de la lechuga y de las espinacas, en hortalizas y frutas diversas. Pero para cubrir las necesidades en una mujer embarazada se deben tomar suplementos desde el momento en que se planea un embarazo hasta la 12ª semana de gestación.
  • Hierro: Su deficiencia se relaciona con mayor riesgo de parto prematuro y bajo peso al nacer. Se encuentra en carnes rojas, vegetales, cereales. Si se toman suplementos, para mejorar su absorción es mejor tomarlos junto con alimentos ricos en vitamina C.
  • Calcio: Su absorción está muy aumentada durante el embarazo y debe aconsejarse el tomar alimentos ricos en calcio, sobre todo lácteos.
  • Yodo: Interviene en el desarrollo del sistema nervioso, se encuentra principalmente en el pescado, pero suele ser necesario tomar suplementos durante el embarazo.
  • Vitamina D: Fundamental para la osificación del esqueleto del feto, tomando productos lácteos y por la acción de los rayos solares no hace falta suplementarla.
  • Vitamina B12: Participa en el funcionamiento del sistema nervioso. Presente en carne, pescado, y cereales integrales. Solamente las gestantes vegetarianas estrictas deberían tomar algún suplemento.

Consejos

  • Se recomienda evitar el consumo de carnes y pescados crudos o poco cocidos, así como embutidos para reducir el riesgo de contraer toxoplasmosis.
  • También es oportuno reducir el consumo de bebidas excitantes, como café, té y refrescos de cola. Así mismo, está totalmente contraindicado el tabaco y el alcohol.

B

En todo viaje que realice debe llevar con usted un botiquín bien preparado, ya que puede contribuir a evitar problemas leves de salud derivados de encontrarse en ambientes extraños. En función del destino deberemos prepararlo con mayor o menor minuciosidad. Sin embargo, le proponemos un botiquín básico para llevar en sus viajes.

 

Debe contener

  • Medicamentos para el dolor y/o la fiebre como ibuprofeno o paracetamol.
  • Antiácidos para la acidez de estómago.
  • Crema de protección solar.
  • Termómetro (si se va a viajar en avión, conviene que no lleve mercurio).
  • Material de curas: Gasas, vendas, esparadrapo, tijeras, pinzas, suero fisiológico, antisépticos: povidona iodada (adultos), clohexidina (niños).
  • Crema antiinflamatoria para aliviar el dolor y la inflamación de posibles golpes o torceduras.
  • Pomadas para quemaduras superficiales y para reacciones cutáneas producidas por roces con plantas o animales marinos.
  • Sobres de rehidratación oral, para utilizar en caso de diarrea y/o vómitos.
  • Repelente de insectos. Mosquitera si es preciso.
  • No olvides llevar tu medicación habitual en cantidad suficiente.

Medidas para prevenir la “diarrea del viajero”

  • Bebe agua embotellada o debidamente tratada. Las bebidas calientes y refrescos embotellados son más seguros.
  • La fruta debe ser pelada personalmente y las verduras no comerse crudas.
  • Evita la comida de los vendedores ambulantes.
  • Presta atención a la repostería y a los helados ya que pueden ser origen de enfermedades.
  • No tomes hielo que no haya sido preparado con agua segura.
     

C

- No expongas tus cabellos en exceso al sol, la playa, el agua de mar o de río, factores que obstaculizan el crecimiento del cabello.

- Evita el uso de gels, mousse y otros productos químicos comerciales de belleza para el cabello, ya que propician la caída del cabello. Prefiere productos naturales para el cuidado de tu pelo.

- No cepilles tus cabellos porque podrías aumentar su caída. Usa peines con separaciones anchas y mantén el cuero cabelludo limpio, evitando que los folículos se tapen, lo que provocaría la caída del cabello.

- No abuses del uso de gorras o pañuelos, que impiden la oxigenación de tu pelo.

- Evita el uso de pinzas, ganchos y accesorios para recoger el cabello, porque fuerzan y dañan los cabellos.

- No tiñas tu cabello con productos químicos que provocan la caída del pelo.

- Evita el uso de secadores. Seca tu cabello, en lo posible, naturalmente, en contacto con el aire.

- Trata de combatir el estrés, para evitar la contracción de los vasos sanguíneos que alimentan al cabello, lo que provocaría la desnutrición del cuero cabelludo y el aumento de la pérdida de pelo.

D

Es la enfermedad de la piel más frecuente en la infancia y evoluciona muy desigual según las personas, llegándose a mantener durante toda la vida en algunos casos. Se caracteriza por sequedad cutánea (Xerosis), inflamación y riesgo de sobreinfección. Actualmente ha aumentado su incidencia, posiblemente asociada al estilo de vida y a la contaminación.

 

Consejos

  • Evita el rascado ya que puede aumentar su extensión, diseminarla a otras zonas del cuerpo y aumentar el riesgo de infecciones secundarias.
  • En la higiene cutánea usa agua templada y jabones ácidos.
  • Secar la piel de forma cuidadosa.
  • Tras el aseo se debe aplicar una crema emoliente unos minutos después.
  • Evita el uso de ropa de abrigo excesiva, la lana o las fibras sintéticas. Se recomienda el uso de algodón y lino.
  • Lava la ropa con un detergente suave, evitando lejías y aclarando abundantemente.
  • Procura evitar ambientes calurosos y excesivamente secos. La humidificación ambiental reduce sensiblemente el picor y la sequedad de la piel.
  • Los perfumes, ingredientes cosméticos, polvo, plumas, pelo de animales, arena, agentes químicos o el humo de los cigarrillos pueden resultar muy irritantes.
  • Evitar la exposición directa al sol.
  • Evitar situaciones de estrés.

Dermatitis del pañal

Se trata de un conjunto de lesiones que aparecen en lactantes y niños pequeños como resultado de la acción sobre la piel de la orina y las heces retenidas en los pañales.

  • Retira el pañal durante largos ratos para que la zona esté al aire libre.
  • Cambia el pañal con frecuencia con el fin de que esté seco la mayor parte del tiempo.
  • En el momento del cambio se recomienda lavar, secar y cuidar la zona con productos adecuados.
  • No emplees de forma preventiva productos con antibióticos, ni contra hongos, ni corticoides, etc.

En caso de Diarrea lo más importante es la reposición de líquidos y electrolitos para evitar la deshidratación. Te proponemos una serie de consejos y alimentos que puedes tomar para combatirla.

Consejos

  • Evitar todo alimento sólido durante al menos 6 o 24 horas en función de la gravedad de los síntomas y la edad del afectado.
  • Bebe líquidos en gran cantidad y en pequeñas tomas: preparados de rehidratación oral (elemento básico del botiquín de venta en farmacias).
  • Cuando la evolución es favorable podemos comenzar poco a poco una dieta a base de alimentos astringentes, pero siempre con mucha prudencia.
  • Deben evitarse durante tres o cuatro días ciertos alimentos que pueden retardar la recuperación.
  • No conviene tomar medicamentos contra la diarrea sin consultar al médico.
Alimentos permitidos Alimentos evitables
Arroz cocido con Zanahoria Jamón York Leche Café
Pollo a la plancha Pan tostado Legumbres Cacao
Pescado balnco hervido Yogurt Bebidas gaseosas Alcohol
Patata cocida Membrillo Guisos Frituras
Plátano Manzana rallada Embutidos  
Té con limón      

Cuándo consultar al médico

  • Si la diarrea dura más de un día en lactantes; más de dos en embarazadas, niños y ancianos; y más de tres en adultos.
  • Si hay señales de deshidratación: mucha sed, orinar poco y oscuro, desmayos, mucho sueño, llanto sin lágrimas, boca y lengua secas, pañal seco durante 3 horas o más.
  • Fuerte dolor en el abdomen o el recto.
  • Fiebre de 38,5º o más.
  • Heces con sangre o pus, o negras y parecidas a brea.

Medidas preventivas

  • No abuses de los laxantes: consulta siempre a un profesional.
  • Limita el consumo de café y otras bebidas estimulantes, así como el alcohol.
  • Aprende a relajarte y a llevar un ritmo de vida más sano.
  • Puede ser un efecto secundario del uso de antibióticos. Los alimentos “prebióticos” pueden minimizar esta alteración.
     

 

E

Sigue una alimentación equilibrada: los nutrientes de la dieta diaria son muy importantes para la salud dental. Particularmente flúor (espinacas, pescado), calcio (leche, queso, yogur), vitamina C (frutas y verduras), vitamina D (derivados lácteos enteros, pescado azul) y complejo B (huevos, carne). Limita el consumo de dulces y bebe abundante agua.

Visita a tu odontólogo de forma regular, para prevenir enfermedades o para tratarlas cuanto antes.

Evita el tabaco, también es perjudicial para la salud oral, ya que aumenta el riesgo de enfermedad de las encías en un 400%.

Mantén una adecuada higiene para evitar la formación de placa dental, que es la principal causa de la aparición de enfermedades bucales, por lo que es esencial eliminarla de forma eficaz. Un cepillado apropiado tres veces al día, así como la utilización de hilo dental diariamente ayudarán a mantener una buena salud oral.

Aunque la placa dental es la principal causa en el desarrollo de la enfermedad periodontal, y de ahí la importancia de mantener una higiene bucodental diaria, existen otros factores que influyen en la aparición y evolución de esta enfermedad:

1. Alimentación inadecuada
2. Cambios hormonales
3. Consumo de ciertos fármacos
4. Mala alimentación dental
5. Tabaco
6. Enfermedades como la diabetes

La mejor forma de actuar contra las afecciones bucales es la prevención. 

G

Se trata de la hinchazón del abdomen por los gases contenidos en el tubo digestivo, tanto generalizado como localizado en una parte del vientre. En ocasiones puede ser síntoma de otras alteraciones. Ante cualquier duda consulta con tu médico o farmacéutico. Pero la puesta en práctica de estas medidas es la forma más eficaz de evitar la acumulación de gases.

 

Medidas para evitarlos

  • Controla el estrés.
  • Come lentamente y en horarios regulares. No bebas demasiada agua durante las comidas.
  • Reduce el consumo de alimentos ricos en fibras o introdúcelos en tu dieta de forma gradual.
  • Reduce la cantidad de carnes y grasas de tu dieta.
  • Toma las legumbres en forma de puré.
  • Evita el café o el té. Sustitúyelos por infusiones adecuadas como anís, manzanilla, regaliz, menta, etc.
  • No tomes bebidas con gas.
  • Evita el consumo de caramelos y chicles.

De dónde provienen los gases

1. Del aire tragado cuando comemos o hablamos.
2. De la digestión de los alimentos, que producen gases de forma natural.

Causas

  • El estrés: produce ansiedad y ésta provoca un aumento de la aceleración intestinal.
  • Comer rápidamente sin masticar apenas.
  • Abuso de dietas ricas en productos picantes y vinagre que irritan el estómago.
  • Aumento brusco de fibra en la dieta. Dieta rica en carnes y grasas.
  • Ciertos vegetales como: habas, col, coliflor, maíz.
  • Ciertas proteínas vegetales que están en la piel de las legumbres.
  • Abuso de bebidas con gas: gaseosa, refrescos, sifón.
  • Padecer estreñimiento.
  • Masticar chicle durante mucho tiempo.

 Medidas preventivas para la gripe
- Evitar el contacto con personas que tengan gripe, debido al mecanismo de transmisión del virus que se disemina cuando el paciente tose o estornuda, o simplemente al expulsar gotitas de saliva al hablar.
- Evitar locales cerrados o con aglomeraciones por ser lugares de fácil transmisión de la enfermedad.
- Lavarse las manos con frecuencia.
- Protegerse bien del frío y evitar los cambios bruscos de temperatura.
- Evitar el tabaco.
- Usar pañuelos de papel al toser o estornudar para impedir la transmisión del virus a
otras personas.
- Vacunación


Medidas paliativas para los enfermos de gripe
- Guardar reposo.
- Aumentar la ingesta de líquidos. Se recomienda tomar más de 2 litros de líquido al día  y tomar vitamina C (zumo de naranja o limón).
- Recurrir a los lavados de manzanilla o colirios para el lagrimeo.
- Utilizar agua con sal, suero fisiológico o vahos para evitar la congestión y el goteo nasal.
- Realizar gargarismos con agua tibia y salada.
- Utilizar vaselina para los labios y nariz enrojecida.
- Utilizar paños fríos en la frente o esponjas para bajar la fiebre.


Vacuna antigripal
Los virus de la gripe mutan a menudo y por esta razón la vacuna de la gripe se modifica todos
los años -para que sea lo más efectiva posible-. Hay que tener en cuenta que el hecho de
haberse vacunado el año pasado no confiere protección para el año en curso.
La protección comienza a las 2 semanas de haber recibido la vacuna y dura hasta 1 año. La
vacuna se prepara con virus muertos, por lo que no puede causar ninguna enfermedad y la
campaña de vacunación a la población – grupos de riesgo- se realiza cada año en los meses
de octubre y noviembre.
Según el Ministerio de Sanidad y Consumo, están incluidos en los grupos de riesgo:
- Las personas de 65 años o mayores.
- Enfermos crónicos (con enfermedades cardíacas, pulmonares…).
- Enfermos con el sistema inmunitario debilitado (ej con SIDA o cáncer).
- Personas de entre 6 meses hasta 18 años que reciben tratamiento a largo plazo con aspirina.
- Mujeres que estarán embarazadas de más de 3 meses durante la temporada de la gripe.

I

Las infecciones urinarias son aquellas que se caracterizan por la presencia de microorganismos en la orina. Son las infecciones más frecuentes después de las del aparato respiratorio, se dan con mayor frecuencia en niños y ancianos y predominan en las mujeres, de tal manera que el 20% de las mujeres sufren un episodio de infección urinaria al menos una vez en la vida.

 

Medidas higiénico-dietéticas

  • Bebe abundante agua, infusiones o zumos (un mínimo de litro y medio diario).
  • Mantén una buena higiene íntima usando jabones específicos.
  • Cuando vayas al lavabo debes limpiarte siempre de delante hacia atrás.
  • No retengas la orina y vacíala por completo (cada 3 horas como mínimo).
  • Toma alimentos frescos ricos en vitamina C (naranjas, limones, kiwis…).
  • Orina antes y después de las relaciones sexuales.
  • Conviene tomar duchas en lugar de baños.
  • Evita el frio y la humedad en toda la zona. No permanezcas mucho tiempo con el traje de baño mojado.
  • Utiliza ropa interior de algodón.
  • No uses prendas muy ajustadas que opriman los genitales.

Tipos de infección urinaria

Pielonefritis o infección de riñón.
Ureteritis o infección de uno o de los dos uréteres.
Cistitis o infección de la vejiga.
Uretritis o infección de la uretra.

Síntomas de infección urinaria

El trayecto habitual de los microorganismos es ascendentes, de ahí la importancia de acudir al médico ante los primeros síntomas:

  • Tener ganas frecuentes de orinar y en cantidad menor de lo habitual.
  • Pequeña quemazón en el momento de orinar. Aunque a veces esto puede tratarse de una irritación local debida a una orina demasiado concentrada.
  • Cuando es una infección urinaria alta (del riñón o del uréter) suele venir acompañada de fiebre, malestar general, dolo lumbar, nauseas o vómitos.

Tratamiento

Al tratarse de una infección, el tratamiento más habitual suele ser antibióticos. Por lo que no olvides:

  • Nunca te automediques con antibióticos aunque hayas tenido con anterioridad los mismos síntomas. Acude al médico, ya que es fundamental analizar la orina para identificar el germen causante.
  • Cumple el tratamiento con antibióticos hasta el final aunque los síntomas hayan desaparecido.
  • Sigue las medidas higiénico-dietéticas mencionadas para evitar nuevas infecciones.

M

A pesar de no tratarse de una enfermedad grave, las manchas de la piel sí pueden dar lugar a problemas estéticos importantes que afecten psicológicamente a quien las padece. Existen diversos tipos de manchas, ya sean oscuras o pálidas, y el sol es una de sus principales causas de aparición.

Pueden aparecer en rostro, cuello o cualquier zona del cuerpo expuesto al sol, apareciendo en las más variadas formas y tonalidades.

Causas

Las manchas oscuras en la piel pueden deberse a distintos factores, como por ejemplo el sol, aunque también pueden deberse a cambios hormonales (como en el caso del embarazo o la menopausia) o por la toma de medicamentos fotosensibles (como los anticonceptivos orales). Además la deficiencia de algunas vitaminas, hierro y calcio también pueden contribuir a su aparición.

Tratamiento

Manchas oscuras:

Muchas veces desaparecen solas al cabo de unas semanas o meses. Si no es así, existen despigmentantes que pueden eliminar o reducir las manchas:

  • La mejor época para comenzar un tratamiento es en otoño.
  • Durante un tratamiento se recomienda utilizar un fotoprotector de índice de protección superior a 30.
  • Una vez finalizado el tratamiento se debe utilizar protección solar de continuo.

Manchas claras:

No debemos olvidar que las zonas despigmentadas son más sensibles a los efectos del sol que el resto de la piel, por lo que deberán protegerse adecuadamente.

Consejos preventivos

  • Disminuir el tiempo de exposición solar y protegernos con fotoprotectores durante todo el año en zonas más expuestas al sol: cara, cuello, escote, manos y brazos fundamentalmente.
  • Aun si la causa de las manchas no es el sol, éste siempre agrava el problema.
  • Evita la exposición a las lámparas de rayos UVA, salvo si es prescripción médica.
  • Chequeos periódicos puede ayudar a reducir lesiones.

La menopausia es el momento, en la vida de la mujer, en el que cesa la función cíclica de los ovarios y la menstruación, y que suele caracterizarse por la presencia de ciertos síntomas secundarios a la disminución en la producción hormonal ovárica. No tienen por qué presentarse todos los síntomas y algunos perduran sólo durante un tiempo.

 

Los síntomas

  • Sofocos: Se presentan como oleadas de calor predominantemente durante la noche.
  • Cambios emocionales: Normalmente se presenta como una mayor “sensibilidad emocional” con predominio de ansiedad, nerviosismo e irritabilidad.
  • Alteraciones genitourinarias: Sequedad vaginal. También pueden producirse: incontinencia urinaria, inflamación de la vejiga y vagina, dolor en las relaciones sexuales y aumento en el riesgo de infecciones.
  • Además, conforme aumenta la edad, pueden aparecer otras enfermedades en las que la menopausia es un factor de riesgo más, como la osteoporosis y/o el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Consejos preventivos y autocuidados

  • Fomentar la autoestima: Es importante que dediques más tiempo para ti y que desarrolles aficiones que hasta ahora has descuidado.
  • Llevar una dieta adecuada: Se necesita tomar más calcio o productos lácteos (descremados) con el fin de prevenir la osteoporosis. Existe mayor tendencia al sobrepeso y a la hipertensión, colesterol alto, etc. Por lo que es preciso reducir el consumo de grasas y azúcares así como de aumentar el consumo de frutas, verduras y cereales.
  • Evitar el tabaco, café y otros estimulantes.
  • Realizar ejercicio físico moderado y de forma regular (caminar, andar en bici, nadar) proporciona bienestar y retarda la aparición de transtornos.
  • Acudir a las revisiones ginecológicas para prevenir problemas típicos de esta etapa. El médico será el que valore la severidad de los síntomas y la necesidad de tratamiento.
  • No automedicarse con hormonas u otros medicamentos. Si el médico ha pautado un tratamiento no lo abandones, confía en él y coméntale tus preocupaciones.

La soja y la menopausia

Múltiples estudios sobre la soja han confirmado sus cualidades como alivio temporal y sintomático de los sofocos que se producen en el período de la menopausia.

Además, previene y trata síntomas como la osteoporosis, arterioesclerosis, enfermedades coronarias post-menopáusicas o prevención del cáncer de mama.

Se debe esperar el tiempo de latencia para que haga efecto y es recomendable administrarla con comida.

Otras plantas útiles

  • La cimífuga alivia los sofocos y la sudoración. Contraindicada para personas con alteraciones hepáticas y tratadas con antihipertensivos.
  • La onagra previene el envejecimiento de la piel y es eficaz en el tratamiento de las alteraciones dérmicas y la salvia es efectiva para tratar los sofocos y los sudores nocturnos.
  • La cola de caballo ayuda a remineralizar los huesos, a detener la caída del pelo y las uñas quebradizas. Contraindicada para las personas con insuficiencia cardiaca o renal.
  • La alfalfa previene la osteoporosis ya que es efectiva en casos de déficit de calcio.

Existen también tratamientos como la terapia hormonal sustitutiva, que se tomarán bajo prescripción médica.

P

La psoriasis es una alteración inflamatoria de la piel, muy frecuente, caracterizada por brotes de erupción en placas rojas escamosas, de predominio sobre codos, rodillas, tronco, manos/uñas y cuero cabelludo. Puede aparecer brusca o gradualmente y afectar a cualquier edad, aunque normalmente empieza entre los 15 y los 35 años. NO es contagiosa.

Se caracteriza por frecuentes episodios de recurrencia y remisión. Su aparición supone una predisposición genética, y se cree que además de la herencia son necesarios otros factores desencadenantes relacionados con la respuesta inmune y la inflamación.

Las células nuevas de la piel tardan aproximadamente un mes en migrar desde las capas más profundas de la piel hasta la superficie. En la psoriasis, este proceso solo lleva unos días, de forma que las células muertas no pueden desescamarse lentamente y persisten formando grandes placas.

Tratamiento

Los casos leves se tratan generalmente en casa, con medidas tales como:

  • Baños diarios de avena, mantenimiento de una buena higiene cutánea.
  • Utilización de productos específicos para la hidratación diaria.
  • Exposición solar moderada.
  • Buenos hábitos de salud: Dieta equilibrada, ejercicio y descanso adecuados, y evitar el estrés.

En casos más severos el tratamiento adecuado lo debe poner un dermatólogo y puede ser:

  • Champús emolientes (al alquitrán, etc.).
  • Corticoides en crema y/o loción capilar.
  • Antifúngicos tópicos.
  • Fototerapia artificial, previa sensibilización de la piel con una medicación llamada psoralenos.

Factores que pueden agravarla

  • Medicaciones.
  • Infecciones bacterianas o víricas
  • Consumo excesivo de alcohol.
  • Obesidad.
  • Falta de luz solar.
  • Exceso de luz solar.
  • Stress.
  • Climas fríos.
  • Rozamiento, rascado o fricción frecuentes de la piel.

La aparición de piojos, o pediculosis capilar, representa un problema que afecta sobre todo a los niños/as que  están en edad escolar, su presencia siempre molesta también provoca desorientación y angustia tanto en la escuela como en el entorno familiar.

Son visibles a simple vista (2-3 mm), aunque debido a su gran movilidad a veces es difícil localizarlos, es más sencillo encontrar liendres o huevecillos, que aparecen fuertemente adheridos a la base de los pelos, y son de un color blanquecino.

La principal manifestación es el picor del cuero cabelludo, que obliga al pequeño a rascarse frecuentemente la cabeza. El picor no siempre es inmediato sino que puede tardar unos días en aparecer, cuando ya la infestación es severa. Por otra parte, ni la longuitud del cabello, ni el nivel socieconómico, cultural, edad o sexo influyen en la aparición de la infestación.

Prevención
- Lavado frecuente del cabello, manos y uñas.
- Acalarar el cabello con agua y vinagre (2:1) y pasar la liendrera para eliminar posibles piojos.
- Inspección periódica del cabello (1 vez por semana) y peinado regular. Hay que pasar la liendrera desde la raíz a las puntas.
- No emplear champús antipiojos como método preventivo que pueda favorecer la aparición de resistencias.
- No intercambiar peines, gorros, toallas u otras prendas de riesgo con otras personas.
- Las ropas hay que lavarlas a altas temperaturas y plancharlas al vapor.
- Revisar el cabello siempre que llegue una carta del colegio avisando del problema.

Tratamiento
- Utilización de sustancias pediculicidas.
- Se debe aplicar el tratamiento una vez cada cuatro días durante un periodo de 17 días.
- Eliminación mecánica de los piojos y/o liendres de los cabellos (peinando con un peine de púas estrechas o liendreras)
- Prevenir y vigilar su aparición.

T

Existen diferentes tratamientos que aumentan la posibilidad de abandonar el tabaco con éxito. Pero para empezar cualquiera de ellos con posibilidades hace falta una actitud positiva, decisión firme y táctica inteligente.

El tabaquismo es un factor de riesgo cardiovascular y se considera una enfermedad crónica, altamente adictiva y tóxica capaz de causar la muerte prematura a más de la mitad de aquellos que la padeces además de una notable reducción de calidad de vida.

Recomendaciones para dejar de fumar

Antes:

  • Busca apoyo: consulta con tu médico o farmacéutico para que te informe sobre la dependencia a la nicotina (para evitar creencias erróneas que dificulten tu proceso) y sus posibles tratamientos.
  • Haz una lista con tus motivos para dejar de fumar.
  • Elige un día para llevar a cabo tu plan.
  • Diez días antes del día elegido, lleva un registro de cada cigarrillo que te fumes: apúntate la hora y el lugar y llévalo siempre en un sitio visible del paquete de tabaco.

Durante:

  • Rompe la rutina diaria evitando situaciones que te unían al tabaco y durante el tiempo libre procura realizar actividades lo más relajantes posibles, practica algún deporte, procura tener las manos ocupadas…
  • Durante el día hay momentos peligrosos, recuerda las alternativas previstas para esas situaciones. Cada vez que estés tenso respira profundamente. Revisa y recuerda tu lista de razones para no fumar. No es cuestión de fuerza de voluntad, es cuestión de motivación.
  • No cedas nunca, ni siquiera un cigarrillo.
  • En cuanto a la alimentación, evita los alimentos que puedan estimular tu deseo de fumar.
  • Si temes engordar tranquilízate, no todas las personas engordan. No obstante intenta comer racionalmente, evitando grasas y dulces. Puedes picar entre horas, con productos bajos en calorías, como las frutas. Aumenta el consumo de verduras y legumbres.
  • Bebe abundante agua y zumos de frutas, especialmente los ricos en vitamina C (cítricos).
  • Con el paso del tiempo irás notando que los deseos de fumar son cada vez menos frecuentes y menos intensos.

Si has recaído

  • Identifica cuál ha sido el motivo de la recaída e intenta evitarlo en el futuro: pensaste que por uno no pasaría nada. Esto se llama fantasía de control. Piensa que tú nunca podrás controlar al tabaco, sino al contrario, que el tabaco siempre te controlará a ti, ya que es una sustancia que crea adicción.
  • No te desesperes, piensa que cuantas más veces lo intentes, antes lo conseguirás.
  • Pide ayuda a los que te rodean (familiares, amigos, compañeros de trabajo...), y recuerda que siempre tendrás el apoyo de médico y del farmacéutico.